El futuro del Slalom está en Calasparra.

El futuro del slalom está en Calasparra.

Juan Martínez Rodríguez, de sólo 16 años de edad, es uno de los jóvenes valores nacionales que aspiran a estar en los Juegos de Río de Janeiro.

Juan Martínez Rodríguez posa para la imagen junto a su piragua en el Club de Piragüismo de Calasparra.

Juan Martínez Rodríguez posa para la imagen junto a su piragua en el Club de Piragüismo de Calasparra.

ISABEL MARTÍNEZ PASTOR

Mientras ayer al guipuzcuano Ander Elosegi se le escapaba el podio en los Juegos de Londres, donde consiguió hacerse con una cuarta plaza en piragüismo de aguas bravas por segunda vez consecutiva en unas olimpiadas, un joven piragüista murciano, Juan Martínez Rodríguez, se encuentra en su pueblo natal, Calasparra, con muchas ganas e ilusión por ser una baza de futuro muy importante en el piragüismo nacional dentro de la categoría de slalom en aguas bravas.

El piragüista de 16 años fue llamado por primera vez por la selección nacional cuando era infantil de primer año, gracias a los resultados que estaba coniguiendo, tanto esa temproada como las pasadas. Esto le valió para llegar a una concentración donde acudieron los tres mejores piragüistas de cada categoría. A partir de entonces el murciano ha ido cosechando grandes victorias e incluso, este año, se ha proclamado tercero de España en su categoría.

Ahora, despues de seis años compitiendo, Martínez afirma que lo principal para poder llegar a lo más alto y ser un gran piragüista es «tomárselo con calma», y asegura que «la técnica es lo más importante, puedes tener muchas cualidades, pero si no tienes la técnica no llegas a ningún lado». Por ello está muy concentrado en la competición y  el campeonato nacional que se disputará el próximo once de agosto en Pons (Lérida), que determinará el ránking de final de temporada y quién está capacitado para acudir al campeonato de Europa del año que viene, para el cual cree que «tengo bastantes posibilidades para poder llegar, el nivel lo tengo».

Actualmente se encuentra viviendo en Seu d´Urgell (Lérida), en el Centro de Alto Rendimiento (CAR), donde está becado y entrena a diario con los representantes españoles que están en Londres 2012. También compagina sus estudios de bachiller, «completamente en catalán», con los entrenamientos.  El murciano tiene muy claro que los estudios son muy importantes y cuando termine, «si sigo en Seu, estudiaré en Lérida algo que pueda complementar con mi vida deportiva», como Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFD).

Martínez asegura que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro están en su horizonte y apunta que el objetivo sería poder participar en unas Olimpiadas: «Me encantaría poder llegar», asevera el piragüista, pero de momento prefiere centrarse en el hoy y no ofuscarse por el futuro, ya que «no me gusta mirar a objetivos a largo plazo», agrega el calasparreño.

El murciano se subió a una piragüa por primera vez cuando tenía nueve años: «Un vecino y amigo, que era entrenador, me dijo que tenía que llevarme a bajar el río Segura a ver si me gustaba, y al final me encantó», afirma el murciano. Y en la actualidad, a punto de cumplir los diecisiete, es tercero de España y se encuentra muy preparado para llegar a ser uno de los mejores.

Ahora confía en confirmar en el próximo próximo Campeonato de España que está capacitado para acudir al Europeo de Ucrania de 2013, el primer gran reto de su corta carrera deportiva.

Sin categoría